Puntos clave antes de elegir e instalar barreras y cortinas de seguridad

relay

El relay de seguridad posee múltiples posibilidades de conexión y es muy útil en labores de supervisión con otros equipos electrosensibles para protección. Algunas de sus aplicaciones son la evaluación de señales de detectores de seguridad o posición, detectores mecánicos para contactos de puertas protectoras, fotocélulas de seguridad y cortinas fotoeléctricas. Se usa especialmente en barreras y cortinas de seguridad.

Normativa de referencia para la elección y posicionamiento

La normativa de seguridad que deben seguir para instalar la cortina Dtec4 con un relay Sick u otros modelos es la ISO 1385  de posicionamiento de los dispositivos de protección en función de la velocidad de aproximación de partes del cuerpo humano. Si bien esta normativa es fundamental para la selección e instalación correcta de los dispositivos de protección optoelectrónicos (AOPD) como las barreras y cortinas de seguridad, también es útil para otros equipos de protección electrosensibles (EPES), como alfombras y bordes de seguridad, mandos bimanuales e incluso los dispositivos de enclavamiento y finales de carrera.

¿Por qué es también útil para esos equipos? La normativa ISO determina cómo posicionar la distancia horizontal y vertical de los dispositivos de protección según la velocidad de las partes del cuerpo humano que estén cerca del peligro. Si bien existen normativas más específicas para los mandos bimanuales, alfombras y bordes de seguridad, es importante consultarla para obtener el posicionamiento adecuado. Esta normativa también aplica para el diseño del relay en los sistemas de seguridad.

Conceptos importantes para elección e instalación adecuadas

Las barreras y cortinas de seguridad que requieren un relevador poseen tres características principales que influyen en la selección y posicionamiento seguro:

Resolución

Señala la distancia entre los haces de detección y comúnmente será de detección de dedo (14 milímetros) o de detección de mano (30 milímetros). En el primer caso los haces de detección están tan juntos que, cuando se pasa algo pequeño del tamaño de un dedo, se detectará y será activada la seguridad. Los haces son invisibles para el ojo humano y la resolución de 30 milímetros permite que al introducir la punta de la mano se interrumpa un haz, sin embargo, el personal será detectado solo cuando haya cruzado su mano por completo.

El punto de detección es importante, ya que cuanto antes se detecte a alguien que cruza la zona de riesgo, comenzará antes el proceso de detener el peligro. Es posible también que el acceso al peligro no sea de una mano como la de un operario que debe coger una pieza terminada y colocar la siguiente, sino un acceso de todo el cuerpo hacia una zona peligrosa. En ese caso no se requiere una resolución o distancia baja entre los haces. Se habla con base en esta información de cortinas de seguridad (que requiere un relé) para detecciones de dedo y mano y barreras de seguridad para detección de cuerpo.

Altura protegida

Determina el plano máximo de detección entre el haz más bajo y el más alto. Es importante que no se confunda con la altura de la cortina o barrera, sin embargo, puede ayudar como orientación, ya que en casos el dispositivo presenta zonas muertas sin haces.

Tiempo de respuesta

Se refiere al tiempo que requiere el equipo optoelectrónico desde que es detectada la intrusión hasta que sus salidas (que generalmente son OSSD) pasa al estado OFF de cero volts. Este será sumado a todos los tiempos necesarios en la cadena de seguridad hasta detener el peligro como tiempo que toma el relay de seguridad para accionarse, tiempo del robot, prensa o motor en frenar. Cuanto menor sea el tiempo de respuesta, mayor será la seguridad del sistema.

Consideraciones adicionales

Una vez asimilados estos conceptos, lo que la normativa proporciona son fórmulas aplicadas a situaciones en la que los equipos optoelectrónica son la zona de acceso al peligro, ya que se comprende que el resto del equipo se mantiene a salvo por su propio chasis o valla de seguridad. Proporciona consideraciones según si el plano de detección es ortogonal a la dirección en que un individuo se acerca al peligro, que en la mayoría de los casos es en paralelo o hay un ángulo distinto.

¿Pero qué es el plano de detección? Consiste en la superficie imaginaria que queda delimitada entre el primer y el último haz de detección y las dos partes del dispositivo optoelectrónico (comúnmente emisor y receptor). En general se utiliza el plano de detección de manera ortogonal, sin embargo, si se colocan, por ejemplo, cortinas en posición horizontal para detectar si hay alguien en el área de aproximación en lugar de poner una alfombra de seguridad en el piso, cambiarán los cálculos que determinan cómo deben posicionarse adecuadamente los dispositivos para que sean funcionales.

Para simplificar, se utiliza el caso más general y su fórmula:

S(mm) = (mm/S) X T(s) + C(mm)

S es la distancia mínima en milímetros desde el punto de detección y la zona peligrosa, K es la constante en milímetros por segundo que se calcula a partir de los datos sobre la aproximación del cuerpo o partes, T es el tiempo total de respuesta en segundos y C es una distancia adicional en milímetros que considera la intrusión hacia la zona de peligro antes de la activación del dispositivo de protección.

Es importante que adquieran un relevador y cortinas de seguridad de marca y con proveedores que tengan amplia experiencia y que ofrezcan asesorías para que complementen esta información con la que ellos les proporcionen. En SEPIA encontrarán diversos modelos de relevadores de la marca SICK, como UE10 y UE48, y cortinas de seguridad como la DTec 4 que tiene una resolución de 14 a 30 milímetros, altura del campo de protección entre 3,300 y 2,100 milímetros, grado de protección IP65 y 67 y ofrece diversos beneficios como puesta en servicio rápida por los indicadores LED que integra, estandarización inteligente y funcionamiento básico sin necesidad de configuración.

Para más información sobre estos y otros equipos de automatización industrial, marquen al (55) 5682 2347, (55) 5536 7787 o llenen el formulario de nuestro sitio. Contamos con oficinas en CDMX, Toluca, Puebla y Monterrey.

¡No te olvides de compartir!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
No Comments

Post A Comment